17 de mayo, religioso, san Pascual Bailón, I Orden

san Pascual Bailón
17 de mayo

SAN PASCUAL BAILÓN,
RELIGIOSO, I ORDEN

Memoria obligatoria para la Familia Franciscana
Fiesta para la OFM de España

Nació en Torrehermosa (Zaragoza) en 1540. Abandonó de joven su oficio de pastor para ingresar en la Orden de los Hermanos Menores. Sobresalió por su devoción a la Virgen y su amor a la Eucaristía. Lleno de carismas celestiales, aprovechó a otros con sus consejos y también con algunos escritos, en los que resumió su experiencia espiritual. Murió en Villarreal de los Infantes (Castellón) en 1592. Lo canonizó Alejandro VIII en 1690, y León XIII lo nombró patrono de las asociaciones y congresos eucarísticos en 1897.
Del Común de santos varones: para los religiosos.
Himnos latinos propios en el Apéndice.

Invitatorio

Ant. Venid, adoremos al Señor, aclamemos al Dios admirable en sus santos. (T.P. Aleluya.)
El salmo invitatorio como en el Ordinario.

Oficio de lectura

HIMNO

Con devoción gozosa celebremos
a Pascual los Menores recordando
su piedad a la santa Eucaristía,
en cuyo amor vivió siempre inflamado.

Deseaba este pan, lo vio en los cielos
mientras, niño, cuidaba los rebaños,
en su misterio se abismaba, ardía
como lámpara fiel del santuario.

A quienes lo negaban rebatía:
«Recibo a Cristo en este pan sagrado».
No dio la espada un mártir, mas él tuvo
su voluntad ya pronta al holocausto.

Pan de la vida eterna, Jesucristo,
podamos con tu Cuerpo alimentarnos;
de tu piedad, del Padre y del Espíritu,
por tu siervo Pascual lo suplicamos. Amén.

SALMODIA

Ant. 1. Porque brilló por su humildad, el Señor lo vistió de honor y majestad. (T.P. Aleluya.)
Los salmos, del Común de santos varones.
Ant. 2. Tus acciones, Señor, son mi alegría, y mi júbilo las obras de tus manos. (T.P. Aleluya.)
Ant. 3. Instruido por el Señor enseñó a los sabios la ciencia divina. (T.P. Aleluya.)

V. El Señor condujo al justo por sendas llanas. (T.P. Aleluya.)
R. Le mostró el reino de Dios. (T.P. Aleluya.)

PRIMERA LECTURA
De la Primera Carta del apóstol san Pablo a los Corintios                            10, 14-17; 11, 17-26

Cada vez que coméis este pan, anunciáis la muerte del Señor

Así pues, queridos hermanos, huid de la idolatría. Os hablo como a personas sensatas; juzgad vosotros lo que digo.

El cáliz de la bendición que bendecimos, ¿no es comunión de la Sangre de Cristo? Y el pan que partimos, ¿no es comunión del Cuerpo de Cristo? Porque el pan es uno, nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo, pues todos comemos del mismo pan.

Al prescribiros esto, no puedo alabaros, porque vuestras reuniones causan más daño que provecho. En primer lugar, he oído que cuando se reúne vuestra asamblea hay divisiones entre vosotros; y en parte lo creo; realmente, tiene que haber escisiones entre vosotros para se vea quiénes resisten la prueba.

Así, cuando os reunís en comunidad, es no es comer la Cena del Señor, pues cada uno se adelanta a comer su propia cena, y mientras uno pasa hambre el otro está borracho. ¿No tenéis casas donde comer y beber? ¿O tenéis en tan poco a la Iglesia de Dios que humilláis a los que no tienen? ¿Qué queréis que os diga? ¿Que os alabe? En esto no os alabo. 

Porque yo he recibido una tradición, que procede del Señor y que a mi vez os he transmitido: Que el Señor Jesús, en la noche en que iba a ser entregado, tomo pan y, pronunciando al Acción de Gracias, lo partió y dijo: «Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros. Haced esto en memoria mía». Lo mismo hizo con el cáliz, después de cenar, diciendo: «Este cáliz es la nueva alianza en mi Sangre; haced esto cada vez que lo bebáis, en memora mía». Por eso, cada vez que coméis de este pan y beban del cáliz, proclamáis la muerte del Señor, hasta que él vuelva.

RESPONSORIO                                                                                                   Jn 6, 48.49.50.51.51
R. Yo soy el pan de la vida. Vuestros padres comieron en el desierto el maná y murieron. * Este es el pan que baja del cielo para que el hombre coma de él y no muera. (T.P. Aleluya.)
V. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo: el que coma de este pan vivirá para siempre. * este es el pan. 

SEGUNDA LECTURA
Del Breve Providentíssimus del papa León trece, por el que proclamó a San Pascual patrono especial de las asociaciones y congresos eucarísticos
(28 de noviembre de 1897: AOM, XVI, 1897, pp. 207-208)

La Eucaristía, vínculo de paz y de unidad

Para animar a los católicos a profesar valientemente su fe y a practicar las virtudes cristianas, ningún medio es más eficaz que el que consiste en alimentar y aumentar la piedad del pueblo hacia aquella admirable prenda de amor, lazo de paz y de unidad, que es el sacramento de la Eucaristía.

Pascual Bailón ocupa el primer lugar entre aquellos cuya devoción a este sublime misterio de la fe se manifestó, al parecer, con más vívido fervor.

Dotado por naturaleza de muy delicada afición a las cosas celestiales, después de haber pasado santamente la juventud en la guarda de su rebaño, abrazó una vida más severa en la Orden de los Hermanos Menores de la estricta observancia, y por sus meditaciones sobre el convite eucarístico, mereció tener grandes conocimientos sobre este sacramento, hasta el punto de que este hombre, carente de formación y de aptitudes literarias, fue capaz de responder a preguntas sobre las cuestiones más difíciles de la fe y hasta de escribir libros piadosos. Pública y abiertamente profesó la verdad de la eucaristía entre los herejes, y por ello tuvo que pasar por graves pruebas. Émulo del mártir Tarsicio, fue varias veces amenazado de muerte.

Creemos, pues, que las asociaciones eucarísticas no pueden ser confiadas a mejor patronazgo. Llenos de confianza, hacemos votos para que el ejemplo de este santo produzca, en el pueblo cristiano, el aumento de aquellos que dirigen cada día su celo, sus intenciones y su amor a Cristo Salvador, principio el más alto y el más augusto de toda salvación.

RESPONSORIO                                                                                                             Cf. Jn 6, 51-52
R. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, dice el Señor. * El que coma de este pan vivirá para siempre. (T.P. Aleluya.)
V.
El santo varón Pascual, pobre y sencillo, muerto para este mundo, vive glorioso en el cielo. * El que coma. (T.P. Aleluya.)

HIMNO Te Deum.
La oración como en Laudes.

Laudes

HIMNO

Fraile menor, hermano el más pequeño,
Pascual humilde, con el alma pía
y enamorada, vive de un misterio:
la Eucaristía.

Ya desde niño, con el Sol por dentro,
pastor de ovejas, mientras las pacía,
ángeles santos tráenle y adora
la Eucaristía.

Lámpara viva, fuego llameante,
arde, se eleva, ama, ruega, expía,
horas y horas ante el que es su centro:
la Eucaristía.

Da testimonio de su fe, valiente;
toda la sangre por su fe daría,
víctima en muerte por quienes le ultrajan:
Eucaristía.

¡Gracias al Padre y a su Santo Espíritu,
gracias al Hijo suyo y de María,.
Cristo bendito, hecho «gracias» nuestro:
Eucaristía!

SALMODIA
Ant. 1. Toda mi vida te bendeciré, Señor, y mis labios te alabarán para siempre. (T.P. Aleluya.)
Los salmos y el cántico, del domingo de la semana I.
Ant. 2. Santos y humildes de corazón, bendecid al Señor eternamente. (T.P. Aleluya.)
Ant. 3. Alabad el nombre del Señor porque adorna con la victoria a los humildes. (T.P. Aleluya.)

LECTURA BREVE                                                                                                               Rom 12 1-2
Os exhorto, pues, hermanos, por la misericordia de Dios, a que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo, agradable a Dios; este es el culto espiritual. Y no os amoldéis a este mundo, sino transformaos por la renovación de la mente, para que sepáis discernir cuál es la voluntad de Dios, qué es lo bueno, lo que le agrada, lo perfecto.

RESPONSORIO BREVE
Tiempo pascual:
R.
 Sirvió al Señor con humildad, y le alabó en la asamblea de los santos. * Aleluya, aleluya. Sirvió.

V. Le sació con pan de sensatez. * Aleluya, aleluya.
Gloria al Padre. Sirvió.

Fuera del tiempo pascual:
R.
 Sirvió al Señor con humildad, * Y lo alabó en la asamblea de los santos. Sirvió.

V. Le sació con pan de sensatez. * Y lo alabó.
Gloria al Padre. Sirvió.

Benedictus, ant. Te doy gracias, Padre, porque has revelado los misterios del reino a los pobres y sencillos. (T.P. Aleluya.)

PRECES
Invoquemos confiados a Cristo, fuerza y sabiduría de Dios, cuyo gozo es estar con los hijos de los hombres y digámosle:
Quédate con nosotros, Señor.

Señor Jesucristo, que nos has llamado al reino de tu luz,
haz que nuestra vida sea agradable a Dios Padre.

Tú, que estás más cerca de nosotros que nosotros mismos,
fortalece nuestros corazones con la fuerza de tu salvación.

Tú, que te has hecho pan para ser alimento de vida eterna,
concédenos, a imitación de san Pascual, nutrirnos siempre en el banquete de la Eucaristía.

Tú, que eres bendito por los siglos,
concédenos, por tu misericordia, que, imitando la pobreza y sencillez de san Pascual, escuchemos de tus labios la invitación a poseer el reino de los cielos.

Tú, que nos has llamado al seguimiento de Jesucristo pobre y crucificado,
haznos imitadores de Francisco de Asís, como lo fue san Pascual, en el amor a la cruz y a la pobreza.

Padre nuestro.

Oración

Oh Dios, nuestro bien y nuestra gloria, que otorgaste a san Pascual Bailón un amor extraordinario a los misterios del Cuerpo y de la Sangre de tu Hijo, concédenos la gracia de alcanzar las divinas riquezas que él alcanzó en este sagrado banquete que preparas a tus hijos. Por nuestro Señor Jesucristo.

Hora intermedia

Las antífonas y los salmos, de la feria correspondiente. La lectura breve, del Común de santos varones; la oración como en Laudes.

Vísperas

HIMNO

(I)
En las tierras de su dueño
fue campesino y pastor,
y cifró todos sus sueños
en ser hermano menor.

Dio su corazón a Dios,
su amor fue la Eucaristía
e inflamó los corazones
del amor que en él ardía.

Como espiga silenciosa
desgranó toda su vida
y de humilde sencillez
dejó la llama encendida.

Haz, Jesús sacramentado,
que imitando yo a Pascual
sepa donarme en servicio
y tu Misterio adorar.

Al Padre, al Hijo, al Espíritu,
gracia, poder y bondad,
démosle gloria sus hijos
por toda la eternidad.

(II)
Corazones y campanas,
en jubiloso revuelo
cantad el pascual modelo
de vida y muerte cristianas.

Vida y muerte o muerte y vida:
Pascual empeñó su amor
en el riesgo redentor
de su muerte en Dios vivida.

Muerte y vida: se dio muerte
a sí mismo cada día;
pastor o fraile, sería
el austeramente fuerte.

Muerte y vida: su riqueza,
de zagal y de mayor,
fue su indeclinable amor
como Cristo a la pobreza.

Muerte y vida: obedeció
a su superior en todo;
de maravilloso modo
a todos amó y sirvió.

Y así conoció el morir
como una Pascua bendita,
cuando el cuerpo se marchita
por un más alto vivir.

Jesucristo, vencedor
de la muerte y del pecado,
sé, Señor Jesucristo,
nuestro resucitador: Amén.

SALMODIA
Ant. 1. El que practica la justicia y actúa con rectitud será amado del Señor. (T.P. Aleluya.)
Los salmos y el cántico, del Común de santos varones.
Ant. 2. El Señor muestra su amor y su misericordia a los que confían en él. (T.P. Aleluya.)
Ant. 3. Los santos cantaban un cántico nuevo y decían: grandes y maravillosas son tus obras, Señor. (T.P. Aleluya.)

LECTURA BREVE                                                                                                           1Cor 1, 26-29
Fijaos en vuestra asamblea, hermanos: no hay en ella muchos sabios en lo humano, ni muchos poderosos ni muchos aristócratas; sino que, lo necio lo ha escogido Dios para humillar a los sabios, y lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar lo poderoso. Aún más, ha escogido la gente baja del mundo, lo despreciable, lo que no cuenta, para anular a lo que cuenta, de modo que nadie pueda gloriarse en presencia del Señor.

RESPONSORIO BREVE
Tiempo pascual:
R.
 El Señor nos eligió en Cristo, para que fuésemos santos ante él por el amor. * Aleluya, aleluya. El Señor.

V. Y nos ha destinado, por medio de Jesucristo, a ser sus hijos. * Aleluya, aleluya.
Gloria al Padre. El Señor.

Fuera del tiempo pascual:
R.
El Señor nos eligió en Cristo, * Para que fuésemos santos ante él por el amor. El Señor.

V. Y nos ha destinado, por medio de Jesucristo, a ser sus hijos,* Para que fuésemos santos ante él por el amor.
Gloria al Padre. El Señor.

Magníficat, ant. El Señor ha enaltecido al humilde, y al hambriento lo ha colmado de bienes. (T.P. Aleluya.)

PRECES
Oremos a Cristo, Pan vivo bajado del cielo, que nutre a su Iglesia con su cuerpo y su sangre, y digámosle:
Venga a nosotros tu reino, Señor.

Visita, Pastor eterno, las ovejas de tu rebaño
y reúnelas a todas en tus verdes praderas.

 

Tú, que viniste a nosotros como el Hijo del hombre,
concede a cuantos te reciben, el poder de ser hijos de Dios.

Escoge de entre tus seguidores, ministros de tu Pan y de tu Palabra,
y haz que viviendo fielmente el don de su sacerdocio, consumen en ti su propia oblación.

Tú, que otorgaste a san Pascual un amor entrañable al misterio eucarístico,
concédenos adorar siempre este misterio y alimentarnos de Cristo, pan de vida.

Tú, que estás sentado a la derecha del Padre,
alegra con la visión de tu rostro a nuestros hermanos difuntos.

Padre nuestro.

Oración

Oh Dios, nuestro bien y nuestra gloria, que otorgaste a san Pascual Bailón un amor extraordinario a los misterios del Cuerpo y de la Sangre de tu Hijo, concédenos la gracia de alcanzar las divinas riquezas que él alcanzó en este sagrado banquete que preparas a tus hijos. Por nuestro Señor Jesucristo.

APÉNDICE
Himnos en latín
OFICIO ORDINARIO
17 de mayo

San Pascual Bailón

 Laudes

Laeta devóta célebret Minórum
turba Paschálem récolens frequénter,
quam pio sanctam vénerans synáxim
arsit amóre.

Dum puer pascit pecus iste, seque
pane iam pasci cupit Angelórum,
hunc in excélsis ,méruit paténte
cérnere caelo.

Iúgiter sacras ínhians ad aras,
dum cibum vitae meditátur, haeret
totus et sancto liquefáctus igne
lucet et ardet.

Íncrepans hostes fidei fidélis,
pane, ait, Christum récipi sacráto,
mártyrem non dat gládius, sed ipsum
prompta volúntas.

Christe, Paschális méritis, ut omnes
corde nos mundo fácias, precámur
cáelica ut digne mereámur esca
saepe cibári.

Praestet hoc nobis Déitas beáta,
Patris ac Nati paritérque Sancti
Spíritus, cuius résonat per omnem
glória mundum. Amen.

 Vísperas

Splendor patérnae glóriae
adésto, lesu, sérvulis,
ut queis micárit móribus
Paschális, orbi cóncinant.

Illum dies haec áurea
terris refúlgens áttulit,
haec et decórum láurea
victríce caelis réttulit.

Adhuc puer virtútibus
excúltus is niténtibus,
pia, modésta, sóbria
puráque vita cláruit.

Fervens Minórum póstmodum
ingréssus arctas sémitas,
nil ad sinístram régulae
ad dexterámve déviat.

Christum sequéndo paúperem
nil praeter hunc desíderat,
sed mundo in hoc ditéscere
sola cupit penúria.

Ad usque mortem fírmiter
ut vere et ipse obédiat,
vitae subit discrímina
ne quando subdi désinat.

lesu, tibi sit glória,
qui morte victa práenites,
cum Patre et almo Spíritu
in sempitérna sáecula. Amen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s