Liturgia de las horas: 30 de junio, beato Raimundo Lulio, mártir, III Orden

beato Ramon Llull

30 de junio
BEATO RAIMUNDO LULIO,
MÁRTIR, III ORDEN

Memoria libre para la Familia Franciscana
Memoria obligatoria para TOR

Nació en Palma de Mallorca hacia 1235. Convertido al Señor, renunció a sus bienes e ingresó en la Tercera Orden Franciscana. Inflamado de celo de las almas, trabajó en su patria por la construcción de un colegio para la adecuada formación de los misioneros. Escribió sobre casi todas las ciencias humanas, lo que le valió el sobrenombre de «Doctor iluminado».
Durante algunos años y en diversas ocasiones anunció el Evangelio en los países musulmanes. En Bugía, Argelia, padeció prisión y todo tipo de malos tratos, y luego, fue apedreado. Lo recogieron medio muerto en una nave y, avistando ya la isla de Mallorca, murió el 29 de junio de 13 15. Clemente XIII aprobó su culto en 1763.
Del Común de santos varones.
Himnos castellanos en el Apéndice I.

Oficio de lectura

SEGUNDA LECTURA
De la Vida del beato Raimundo Lulio, escrita por un contemporáneo
(Analecta Bollandiana 48, 1939, pp. 130ss.).

 Hombre nuevo, vida nueva

Raimundo Lulio nació en Palma de Mallorca, de noble linaje, y fue educado según la vida cortesana. Después de experimentar las vanidades del mundo, deseoso de revestirse del hombre nuevo, determinó llevar una vida nueva. Una vez que hubo renunciado a todos los bienes terrenos, sólo por una cosa suspiraba: cómo podría contribuir a la salvación de las almas y a la extensión del reino de Jesucristo, amenazado por las doctrinas musulmanas. Con el fin de alcanzar más fácilmente este objetivo, fundó en su tierra natal un colegio, en el que los Frailes Menores aprendiesen diversas lenguas, particularmente el árabe, que les capacitara para predicar el Evangelio a los infieles. Luego se retiró a la soledad.

En el monte llamado Randa, llevó una vida solitaria, entregado a la penitencia y a la contemplación divina; pedía humilde e insistentemente a Dios su sabiduría, que le hiciera idóneo para la realización de la obra emprendida. Nueve años permaneció en este género de vida, durante los cuales Dios ilustró tan admirablemente su inteligencia, que luego, a pesar de ser anteriormente un hombre casi sin cultura, hablaba y discutía de las ciencias divinas con admiración de todos.

A continuación peregrinó durante cuarenta años por la causa de Jesucristo. Visitó Roma, Aviñón, París, Vienne, Pisa y otras ciudades, para obtener, ya de Honorio IV y Clemente V, ya del Concilio de Vienne, que se erigieran por todas partes seminarios, en donde se formasen varones sabios e idóneos que esparcieran por todo el mundo la fe católica.

RESPONSORIO BREVE                                                                                        Lc 10, 2; Hch 1, 8
R.
La mies es abundante y los obreros pocos. * Rogad al dueño de la mies que envíe obreros a su mies.
V. Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo que va a venir sobre vosotros, y seréis mis testigos hasta el confín de la tierra. * Rogad al dueño de la mies.

Laudes

HIMNO

«Doctor iluminado»,
Raimundo Lulio,
tu vida es de leyenda,
tu obrar, tu impulso
es inmenso, sin precio,
sol para el mundo.

Oyes la voz de Cristo:
«Yo soy, Raimundo».
Resuena en tus entrañas
como un susurro,
el Amigo, el Amado,
¡tu amor más puro!

Se abrió la peripecia
de tu futuro,
la aventura inquietante
del amor sumo:
por la fe, dar la vida,
sangre en el surco.

Convencer con razones,
no siempre pudo;
los oídos, cerrados,
los pechos, duros;
quedaba el testimonio,
siempre da fruto.

Misionero de infieles:
plazas y púlpitos,
catecismo y libros,
todo da fruto;
cuatro viajes al África,
mártir el último.

«Doctor iluminado»,
Raimundo Lulio:
admítenos, maestro,
de alumnos tuyos
para ser misioneros
de todo el mundo. Amén.

Benedictus, ant. El que se aborrece a sí mismo en este mundo se guardará para la vida eterna.

Oración

Dios de poder y misericordia, que concediste a tu mártir, el beato Raimundo Lulio, un ardiente celo por la propagación de la fe, concédenos, por su intercesión, que nos mantengamos hasta la muerte firmes en la fe recibida por tu gracia. Por nuestro Señor Jesucristo.

Vísperas

Magníficat, ant. En el reino de los cielos, los santos tienen su morada, su descanso para siempre.

APÉNDICE I:
Himnos en castellano
OFICIO ORDINARIO

Laudes

Como se abrió la mañana
en esplendores del día,
hoy crece en mí la alegría
para alabar al Señor.

Loado, Señor, tú seas
por el sol y por la vida.
Loado, tú, sin medida;
es mi tributo de amor.

Loado, Señor, tú seas
en el agua y en las rosas,
¡Dios mío y todas mis cosas!
Loado siempre, Señor.

Y con Francisco te alabo
hoy con toda criatura.
Que todas de tu hermosura
son pregoneras y honor.

Al Dios que es Trino y es Uno
den alabanza infinita,
que en todo ser está escrita
la grandeza de su amor. Amén.

Vísperas

La perfecta alegría
sólo está en el amor,
en un amor capaz de dar la vida.

No la dan las riquezas,
si no es una, Señor:
la de tu amor como única moneda.

No la dan los placeres,
y sí la da el sabor
de recibir de ti mieles y hieles.

Ni la da, no, el orgullo,
sino el ser servidor
de todos y por ti, por darte gusto.

La da la paradoja
de abrazarse al dolor
como tú a tu cruz de sangre y mofa.

La perfecta alegría
se logra en el amor,
en ese amor capaz de dar la vida.

Perfecta como tú, genuina joya,
dánosla ya, Señor,
como una gracia que será tu gloria. Amén.

COMÚN DE SANTOS FRANCISCANOS

 

Laudes

Hermanos, venid gozosos
a celebrar la memoria
de quien hizo de su historia
un holocausto de amor.

Y del Seráfico Padre
siguió el ejemplo sincero
de consagrar por entero
su corazón al Señor.

Hoy celebramos su fiesta
sus hermanos, los menores;
y cantando sus loores
pedimos su intercesión.

Que Francisco nos enseña
la oración de la alabanza
al Señor, que es esperanza,
y en sus santos, protección.

Gloria a Dios que es Uno y Trino,
cantad su bondad constante,
que no cesa ni un instante
de ser nuestro bienhechor. Amén.

Vísperas

 

Cuando la tarde declina
hacia el ocaso que llega,
mi alma, Señor, te entrega
su tributo de oración.

Y al celebrar a los santos
que te ofrecieron su vida,
con ellos canta rendida
las finezas de tu amor.

Francisco quiso que fueran
sus hijos agradecidos,
y en alabarte reunidos
en un solo corazón.

Hoy la plegaria que entona
nuestro pecho jubiloso
es el tributo gozoso
de gratitud a tu amor.

Gloria los santos celebren
al Trino y Único Dios.
Gloria nosotros cantemos
uniendo a ellos la voz. Amén.

SANTOS VARONES FRANCISCANOS

«¡El Amor no es amado!»  (San Francisco)

Fuiste grito enamorado
de la inefable hermosura
de una increíble locura:
Dios en hombre anonadado.
«¡Ay, y el Amor no es amado!»

Fuiste del dolor flechado
al mirar la horrible muerte
y el cuerpo sangrado, inerte,
de tu Dios crucificado.
«¡Ay, y el Amor no es amado!»

Fuiste tú el anonadado
al alimentar tu vida
con el pan y la bebida
de Jesús sacramentado.
«¡Ay, y el Amor no es amado!»

Fuiste voz, ansia, cuidado
de hacer entender a todos
los hombres, de todos modos,
que sólo existe un pecado:
«¡Ay, que el Amor no es amado!»

Hoy, ya bienaventurado,
en la familia del cielo,
danos repetir tu anhelo
de ver a Dios siempre amado.
«¡Ah, que el Amor sea amado!» Amén.

SANTAS MUJERES FRANCISCANAS

Dichosa tú, que te llamas
hermana de Jesucristo,
y que nutres con su sangre
tu amor al Padre divino,
y amas con él como a hermanos
a todos los redimidos.

Dichosa tú, que te llamas
esposa de Jesucristo,
desposada por el Padre
en el amor del Espíritu,
que compartes sus afanes
y sus bienes infinitos.

Dichosa tú, que te llamas,
sí, madre de Jesucristo,
pues en la fe lo concibes
y lo das a luz en hijos
de tu amor a los demás
y tu amor contemplativo.

Dichosa hermana y esposa
y madre de Jesucristo,
pues te llamas lo que eres,
como él mismo lo ha dicho,
y con él reinas y gozas
por los siglos de los siglos. Amén.

Anuncios

Acerca de OFS Avilés

Fraternidad de la Orden Franciscana Seglar de San Antonio de Avilés (Spain)
Esta entrada fue publicada en Año Santo Franciscano, OFS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s