Sigamos unidos en este camino

Sigamos unidos en este camino

El discurso del Papa al final del encuentro en la plaza inferior de San Francisco en Asís

El jueves 27 de octubre, por la tarde, en la plaza inferior de la basílica de San Francisco, el Papa y los líderes religiosos renovaron solemnemente el compromiso común en favor de la paz. En varias lenguas, los representantes de las Iglesias, de las comunidades eclesiales y de las demás religiones, intervinieron renovando el solemne compromiso en favor de la paz. En el acto —transmitido en directo por la televisión, y también por internet— se alternaron cantos, coreografías y oraciones. El encuentro se concluyó con el
discurso de Benedicto XVI que publicamos en esta página, el gesto simbólico de la lámpara encendida y el intercambio de la paz. Seguidamente, el Pontífice y los jefes de delegaciones bajaron a la cripta de la basílica inferior de San Francisco, para hacer una oración silenciosa ante la tumba del «Poverello». Por último, el Papa en el refectorio del Sacro Convento saludó a la comunidad religiosa franciscana. Concluida la jornada, Benedicto XVI regresó en tren al Vaticano, donde el viernes 28 recibió en audiencia a los miembros de las diversas delegaciones, los cuales después participaron en una comida ofrecida por el cardenal Bertone, secretario de Estado, en el atrio del aula Pablo VI.

Ilustres invitados, queridos amigos:

Al término de esta intensa jornada quiero daros las gracias a todos. Dirijo un vivo agradecimiento a quienes hicieron posible este encuentro. Agradezco en particular, una vez más, a quien nos ha acogido: la ciudad de Asís, la comunidad de esta diócesis con su obispo, los hijos de san Francisco, que custodian la preciosa herencia espiritual del «Poverello» de Asís. Gracias también a los numerosos jóvenes que realizaron la peregrinación a pie desde Santa María de los Ángeles para testimoniar que, entre las nuevas generaciones, son muchos los que se comprometen para vencer violencias y divisiones, y ser promotores de justicia y de paz.

El encuentro de hoy es expresión de que la dimensión espiritual es un elemento clave en la construcción de la paz. A través de esta peregrinación única hemos podido comprometernos en el diálogo fraterno, profundizar en nuestra amistad y unirnos en silencio y oración. Después de renovar nuestro compromiso en favor de la paz e intercambiar un signo de paz, nos sentimos implicados cada vez más profundamente, junto a todos los hombres y mujeres de las comunidades que representamos, en nuestro viaje humano común.

No nos estamos separando. Seguiremos encontrándonos, continuaremos unidos en este viaje, en el diálogo, en la edificación cotidiana de la paz, en nuestro compromiso en favor de un mundo mejor, un mundo donde cada hombre y cada mujer puedan vivir según sus legítimas aspiraciones. De todo corazón os doy las gracias a todos los presentes por haber aceptado mi invitación a venir a Asís como peregrinos de la verdad y de la paz; y os saludo a cada uno con las palabras de san Francisco: «Que el Señor os conceda la paz».

29 de octubre de 2011
http://www.osservatoreromano.va
Anuncios

Acerca de OFS Avilés

Fraternidad de la Orden Franciscana Seglar de San Antonio de Avilés (Spain)
Esta entrada fue publicada en Benedicto XVI. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s