Fraternidad Misionera Europea. Fundación Beato Egidio de Asís.

Franciscanos OFM: “Fraternidad Misionera Europea” en la “Fundación Beato Egidio de Asís”.

Volviendo a los orígenes.

Nos ha llamado poderosamente la atención una realidad que nace en la Orden de Hermanos Menores OFM,
Franciscanos. Nos puso sobre la pista un fraile de dicha Orden, y resulta esperanzador y edificador que las instancias supremas de la Orden hayan acogido esta iniciativa. A pesar de que se dé tanto predicamento a la diversidad y pluralidad en los Institutos Religiosos, sabemos que se trata de una pantomima. Lo que se busca es una uniformidad desuniformada. Sabemos que algunos Religiosos de varios Institutos han pedido a sus Superiores la creación de conventos- casas religiosas de especial observancia de la Regla y Constituciones. Y lo hacen porque quieren que dichas casas permanezcan en la comunión de la Orden o Congregación; pero dichas peticiones han sido ignoradas o rechazadas.

En siglos pasados, las Órdenes religiosas erigían casas de especial recolección y observancia, donde los Religiosos que deseaban una vida más recogida y reglamentada acudían. Y no pasaba nada; era la tónica común de Franciscanos, Carmelitas, Dominicos, Agustinos, etc. Hoy ya no parece posible. Si sientes el llamado a una Orden que en tu país se encuentra secularizada y mundanizada, o bien buscas una Provincia extranjera donde se viva con mayor fidelidad (y repetimos que entre las Provincias religiosas de muchas Órdenes hay enormes diferencias en cuanto a cómo se vive la vida religiosa), o bien buscas una nueva comunidad que viva parte de esa espiritualidad y carisma a la que te sientes llamado.

Por eso lo que los Franciscanos han permitido en la Orden (habiendo Provincias OFM de vida religiosa tradicional) nos parece algo digno de felicitar y tener en cuenta. Y tenían que ser los hijos de San Francisco quienes dieran muestra de que no pasa nada (pese al recelo y pavor de muchos) al crearse conventos donde se viva una vida “algo diferente” a la de la mayoría de los conventos europeos. Los que quieran vivir así que lo hagan y los que no, que por allí no se acerquen, y punto. Y algo fundamental es que conventos de este tipo puedan recibir sus propias vocaciones. Por lo dicho, es edificante la actitud del gobierno de los Franciscanos OFM.

La “Fraternidad Misionera Europea” constituye una nueva forma de vida en el interior de la Orden de Hermanos Menores (OFM). Jurídicamente se encuadra en la “Fundación Beato Egidio de Asís” junto a otra Fraternidad Franciscana sita en Estambul y orientada al diálogo ecuménico e interreligioso. Esta Fundación depende directamente del Ministro General de los Franciscanos OFM y tiene la potestad para acoger sus propias vocaciones, así como a otros frailes de diversas Provincias OFM que deseen vivir este género de vida. Se trata entonces de una entidad interprovincial, internacional y supraterritorial al servicio de la Orden y de los hombres y mujeres de hoy.

La “Fraternidad Misionera Europea” nace en 2006 en la Curia General OFM a raíz de un Seminario sobre la Nueva Evangelización. Seis franciscanos de diversas Provincias optan por iniciar un proyecto de vida en un convento tradicional ofrecido por la Provincia OFM de Roma: el de San Francisco en la localidad de Palestrina. Los frailes de dicho convento apuestan por vivir la Regla de San Francisco y las Constituciones como forma privilegiada de evangelización ante los ojos de los hombres. Se trata de renovar la vida franciscana de un modo simple, verdaderamente pobre, orante y fraterno. No se trata de una Fraternidad fuertemente ascética y mística (no es ninguna reforma de vida franciscana al interior de la Orden), sino de una Fraternidad que aspira a vivir el ideal franciscano como testimonio evangelizador. Sus frailes apuestan ante todo por crear verdaderos lazos de comunión y amistad evangélica entre ellos. Han renunciado a que el convento, y ellos mismos, tenga televisión, automóviles, personal de servicio doméstico contratado, a andar vestidos de seglares, a tener lo último en móviles, ordenadores, etc… todas estas cosas verdaderas plagas en muchos conventos de la Orden. Y lo hacen para vivir la vocación sin distracciones, y para vivir del propio trabajo y de la Providencia en la santa pobreza y simplicidad.

Envío para la misión itinerante

Esta vida evangélica y contemplativa se enriquece con la dimensión evangelizadora que sale a la búsqueda del otro para anunciarle la vida nueva en Jesús. La Fraternidad ejerce actividades misioneras de evangelización en diversas áreas, siempre de manera gratuita, con simplicidad y colaborando con otras entidades eclesiales. Entres ellas se recupera la misión itinerante: dos frailes franciscanos que salen sin dinero a predicar el Evangelio, contando con la Providencia que se manifiesta en la hospitalidad de las gentes y Religiosos que se encuentran por el camino. Y tienen muy en cuenta que mientras se cumpla la Voluntad de Dios se colabora con la misión de la Iglesia. Por eso el fraile que trabaja la huerta, que limpia el claustro o sirve a sus Hermanos en el refectorio, también es misionero. El trabajo manual al modo de los primeros Franciscanos en fundamental en la Fraternidad. Después de misiones que requieren una estancia larga en el exterior, los frailes deben regresar al convento y recuperar el tono espiritual a través de la vida regular de observancia.

La Fraternidad acoge a los jóvenes y adultos jóvenes que deseen hacer una experiencia de vida con ellos, período que puede ser de una semana hasta un año. Su hospitalidad siempre es gratuita porque se trata de vivir en un ambiente familiar de hijos de Dios, y a la familia no se la “cobra”. Todos los huéspedes se integran en el estilo de vida de la Fraternidad en los ámbitos de la oración, trabajo, misión y relaciones fraternas.

En resumen, la “Fraternidad Misionera Europea”, enmarcada en la “Fundación Beato Egidio de Asís”, pretende:

Vivir con simplicidad y fidelidad el Evangelio, la Regla y las Constituciones OFM.

Vivir la vida religiosa con coherencia más que hablar de ella. La dicotomía entre palabra y vida es cosa habitual, y se intenta justificar y excusar. La Fraternidad quiere vivir. Éste es el mejor testimonio de vida franciscana.

Dar la primacía y el primer puesto al Hermano en sí, y no a las estructuras. Se potencian las cualidades personales de cada fraile, siendo el conjunto de ellos una verdadera familia signo de la comunión en Cristo.

– Ser ante todo testimonio evangelizador con el estilo de vida inspirado a San Francisco de Asís, y realizar actividades misioneras diversas en Europa.

Entre los promotores de este proyecto está el fr. Giacomo Bini OFM, que fue Ministro General de la Orden (1996-2003). A la pregunta de cómo se ha recibido esta experiencia en el interior de la Orden, reconoce que algunos Provinciales están preocupados porque piensan que les “robarán” las vocaciones… mientras que otros ofrecen su colaboración y dan permiso a sus frailes para que se unan a la “Fraternidad Misionera Europea”. El P. Giacomo Bini reconoce que solamente quieren vivir y
ofrecer un estilo de vida franciscano caracterizado por la oración-fraternidad-misión y que se haga vida palpable (no sólo de palabra).

Desde la fundación en 2006 hasta hoy, la Fraternidad ha establecido su identidad en la Orden, ha discernido el estilo de vida que desean llevar, etc. Y ya, el 10 de noviembre de 2011, ha recibido sus tres primeros postulantes que en su futuro como Franciscanos serán incardinados en la Fundación “Beato Egidio de Asís”.

Contacto:
Fr. Giacomo Bini
Convento di San Francesco
Via San Francesco
00036 Palestrina (RM)
Italia

Beato Egidio de Asís:

Egidio o Gil de Asís. Discípulo y amigo de San Francisco. Se caracterizó en los inicios de la Orden por peregrinar a diversos lugares santos. El Beato Egidio constituye el ejemplo de la vida franciscana primitiva, cuyo claustro es el mundo, su ocupación cualquier trabajo honesto y humilde, y su delicia estar con Dios en la oración y compartir con los Hermanos. Sus últimos años los pasó de ermitaño. Falleció en 1262 en el eremitorio de Monterípido (Umbría).

http://divinavocacion.blogspot.com/2011/11/franciscanos-ofm-fraternidad-misionera.html
Anuncios

5 comentarios en “Fraternidad Misionera Europea. Fundación Beato Egidio de Asís.

  1. “Me parece que la Orden OFM ya comienza a discernir los “signos de los tiempos” en el camino correcto. Démonos cuenta de cuántísimas nuevas comunidades religiosas franciscanas masculinas se han fundado en los últimos cuarenta años para vivir el sueño de San Francisco. Y además, son comunidades iniciadas por frailes OFM, OFMConv y OFMCap que salen de sus Órdenes para poder vivir el carisma franciscano o al menos poner toda la intención para vivirlo.

    Es obvio que en muchas partes del mundo, y en España por ejemplo, los OFM en general no viven ni son testimonio de vida religiosa y franciscana coherente, por mucho que sus amigos digan que son muy buenas personas (que lo son). Se necesita algo más, ser un signo ante la sociedad, un testimonio de pobreza, minoridad, oración y fraternidad. Y no lo son porque no son pobres, no oran ni el tiempo suficiente ni con el tiempo suficiente, ni a penas viven la fraternidad ya que vivir en común no es tener una verdadera comunión de vida. Hacer, hacer, hacer… esa es su obsesión cuando San Francisco daba primacía al SER.

    Era necesario que la OFM acogiera en su seno esta experiencia de la Fraternidad Misionera Europea, primero para que se vea que es posible vivir el carisma dentro de la propia Orden en COMUNIDAD y no a título individual como hacen muchos frailes; y segundo, para evitar que la Orden se siga dividiendo en infinitud de reformas y nuevas comunidades como comenzó a pasar hace cinco siglos hasta la unión leonina en los actuales OFM”

    • CARISIMOS FRAILES… CRISTO QUIEN LLAMÓ A FRANCISCO DE ASÍS, LO HA LLAMADO PRECISAMENTE A LA VIDA, A LA ALEGRÍA, A LA FELICIDAD, A LA HUMILDAD, A COMPARTIR EL SANTO EVANGELIO EN FRATERNIDAD, EN UNIDAD Y AMOR MUTUO. ES LA ORDEN DE LOS HERMANOS POBRES, Y POR TAL MOTIVO SON HEREDEROS DE LA PERFECTA ALEGRÍA, DANDO AL MUNDO TESTIMONIO DEL AMOR INFINITO DE DIOS. PERO QUE PENA QUE HOY EN DÍA MUUUUUUUUUUUCHOS FRAILES LE DEDIQUEN MÁS TIEMPO AL MUNDO, A LA VANA GLORIA, AL MATERIALISTO,IDEALISMO, ESCLAVISMO Y NO A LA SENCILLEZ DE LA VIDA DE FAMILIA, DE FRATERNIDAD. QUE PENA. HOMBRES MISIONEROS FRANCISCANOS QUE YO CONOCÍ COMO FRAY BARNY, FRAY ODORICO D`ANDREA,FRAY MIGUEL VERDADEROS TESTIGOS DEL SUEÑO MARAVILLOSO DE SAN FRANCISCO DE ASÍS Y PORQUE NO DECIRLO DE HOMBRES VIVOS COMO FRAY DOMINGO GATTI, MONS FR. ENRIQUE OBISPO DE JONOTEGA NICARAGUA, POR FAVOR…. BUSQUEN LA VERDADERA RAÍZ DE NUESTRO SERÁFICO PADRE. CUANDO ME GUSTARÍA PERTENECER A ESA MARAVILLOSA FUNDACIÓN EUROPEA. DEJARÍA MI TRABAJO, MI TODO POR AMOR ESA LINDA MISIÓN

  2. La Orden Franciscana tiene mucho que caminar si quiere volver a sus orígenes. Tratando quizá de superar un escollo del pasado (eran menos instruidos) le dan mucho hincapié a la formación y al estudio, siendo éstas cosas que corresponden más a la Compañía o los Dominicos. S. Francisco entregaba un puñado de ceniza a quien pedía libros. Ellos deben centrarse más en el cuidado pastoral.
    Por otra parte, dentro de la Orden hoy, las casas que fueron de “alcantarinos” sí llevan una vida semi-contemplativa: ahí están Santo Espíritu del Monte (Gilet-Valencia) o Arenas de San Pedro (Ávila).
    Y comenta el post que no resaltan mucho la ascética y la mística…pues se diría están construyendo sobre arena, aunque hagan hincapié en otras realidades también básicas y positivas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s