Liturgia de las horas: 30 de abril, beato Benito de Urbino, presbítero, I Orden

BEATO BENITO DE URBINO

30 de abril
BEATO BENITO DE URBINO,
I ORDEN

Memoria libre para OFMCap

Nació en Urbino en 1560. Licenciado en filosofía y en derecho, entró a los 23 años en la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos distinguiéndose por su austeridad de vida, espíritu de oración y pobreza. Se dedicó con fervor y sencillez a la predicación. Murió en Fossombrone el 30 de abril de 1625. Fue beatificado por Pío IX en 1867. Su cuerpo se venera en la iglesia de los Hennanos Menores Capuchinos de Fossombrone.
Del Común de pastores o de santos varones: paro los religiosos.
Himnos castellanos en el Apéndice I.

 Oficio de lectura

SEGUNDA LECTURA
De las primeras Constituciones de los Hermanos Menores Capuchinos
(Cap. IX passim: Primigeniae legislationis textus. Roma 1912)

Predicad a Cristo crucificado

La proclamación de la Palabra de Dios, siguiendo el ejemplo de Cristo, maestro de vida, es una de las más dignas, elevadas y divinas misiones que existen en la Iglesia de Dios, de la que principalmente depende la salvación del mundo. Por eso tal misión no debe concederse a ninguno que no lleve una vida santa y ejemplar, que no sea de claro y maduro juicio, de fuerte y ardiente voluntad; pues la ciencia y la elocuencia sin caridad no edifican,
sino que, por el contrario, muchas veces destruyen.

Se impone también a los predicadores que no prediquen historietas, novelas, poesías, historias u otras cosas vanas, superfluas, curiosas, inútiles o peligrosas; sino que, siguiendo el ejemplo del apóstol Pablo, prediquen a Cristo crucificado, en el cual se encierran los tesoros de la sabiduría y de la ciencia de Dios. Y al desnudo y humilde crucificado no le van las palabras excesivamente elegantes y rebuscadas, sino limpias, puras, sencillas, humildes y populares, y, mejor aún, divinas, inflamadas y llenas de amor, siguiendo el ejemplo de Pablo, doctor de las gentes, el cual no deseaba predicar a los demás cosa alguna, si antes Cristo no la realizaba en él. Lo mismo que Cristo, maestro perfectísimo, nos enseñó, no sólo con la doctrina, sino también con las obras. Y son grandes en el reino de los cielos, [aquellos] que primero ponen por obra lo que luego enseñan y predican a los demás.

Y a fin de que, predicando a otros, no se vean ellos reprobados, dejen de vez en cuando de ir en busca de la gente, y suban con el Salvador al monte de la oración y la contemplación, para que estando bien inflamados, puedan después inflamar también a los demás. Y estén allí arriba tanto tiempo que, llenos de Dios, se vean impulsados a esparcir por el mundo las gracias divinas. Y dejen a un lado todas las cuestiones y opiniones vanas e inútiles, los lánguidos cantos, las sutilezas sólo comprensibles a algunos, y siguiendo el ejemplo del santísimo precursor Juan Bautista, de los santísimos apóstoles y de los santos predicadores, inflamados de amor divino. y siguiendo el ejemplo de nuestro dulcísimo Salvador, prediquen: Convertíos, porque está cerca el reino de Los cielos. Y según la admonición de nuestro seráfico padre en la Regla: anuncien los vicios y las virtudes, la pena y la gloria de Dios y la salvación de las almas, redimidas con la preciosa sangre del cordero inmaculado, Cristo Jesús.

RESPONSORIO                                                                                                           ICor 1,21.23.25
R. Quiso Dios valerse de la necedad de la predicación para salvar a los que creen. * Nosotros predicamos a Cristo crucificado. Aleluya.
V. Lo necio de Dios es más sabio que los hombres; y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres. * Nosotros predicamos.

La oración como en Laudes.

 Laudes

Benedictus, ant. Id, evangelizad y bautizad, en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Aleluya.

Oración

Padre santo, que has hecho grande al beato Benito por su encendido amor a la cruz y al misterio de la Palabra, concédenos seguir sus ejemplos, viviendo en este mundo con piedad, justicia y sobriedad. Por nuestro Señor Jesucristo.

Vísperas

Magníficat, ant. El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado para dar la buena noticia a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, para curar las heridas de los corazones afligidos. Aleluya.

APÉNDICE I:
Himnos en castellano
OFICIO ORDINARIO

Laudes

Como se abrió la mañana
en esplendores del día,
hoy crece en mí la alegría
para alabar al Señor.

Loado, Señor, tú seas
por el sol y por la vida.
Loado, tú, sin medida;
es mi tributo de amor.

Loado, Señor, tú seas
en el agua y en las rosas,
¡Dios mío y todas mis cosas!
Loado siempre, Señor.

Y con Francisco te alabo
hoy con toda criatura.
Que todas de tu hermosura
son pregoneras y honor.

Al Dios que es Trino y es Uno
den alabanza infinita,
que en todo ser está escrita
la grandeza de su amor. Amén.

Vísperas

La perfecta alegría
sólo está en el amor,
en un amor capaz de dar la vida.

No la dan las riquezas,
si no es una, Señor:
la de tu amor como única moneda.

No la dan los placeres,
y sí la da el sabor
de recibir de ti mieles y hieles.

Ni la da, no, el orgullo,
sino el ser servidor
de todos y por ti, por darte gusto.

La da la paradoja
de abrazarse al dolor
como tú a tu cruz de sangre y mofa.

La perfecta alegría
se logra en el amor,
en ese amor capaz de dar la vida.

Perfecta como tú, genuina joya,
dánosla ya, Señor,
como una gracia que será tu gloria. Amén.

COMÚN DE SANTOS FRANCISCANOS

Laudes

Hermanos, venid gozosos
a celebrar la memoria
de quien hizo de su historia
un holocausto de amor.

Y del Seráfico Padre
siguió el ejemplo sincero
de consagrar por entero
su corazón al Señor.

Hoy celebramos su fiesta
sus hermanos, los menores;
y cantando sus loores
pedimos su intercesión.

Que Francisco nos enseña
la oración de la alabanza
al Señor, que es esperanza,
y en sus santos, protección.

Gloria a Dios que es Uno y Trino,
cantad su bondad constante,
que no cesa ni un instante
de ser nuestro bienhechor. Amén.

Vísperas

Cuando la tarde declina
hacia el ocaso que llega,
mi alma, Señor, te entrega
su tributo de oración.

Y al celebrar a los santos
que te ofrecieron su vida,
con ellos canta rendida
las finezas de tu amor.

Francisco quiso que fueran
sus hijos agradecidos,
y en alabarte reunidos
en un solo corazón.

Hoy la plegaria que entona
nuestro pecho jubiloso
es el tributo gozoso
de gratitud a tu amor.

Gloria los santos celebren
al Trino y Único Dios.
Gloria nosotros cantemos
uniendo a ellos la voz. Amén.

SANTOS VARONES FRANCISCANOS

«¡El Amor no es amado!»  (San Francisco)

Fuiste grito enamorado
de la inefable hermosura
de una increíble locura:
Dios en hombre anonadado.
«¡Ay, y el Amor no es amado!»

Fuiste del dolor flechado
al mirar la horrible muerte
y el cuerpo sangrado, inerte,
de tu Dios crucificado.
«¡Ay, y el Amor no es amado!»

Fuiste tú el anonadado
al alimentar tu vida
con el pan y la bebida
de Jesús sacramentado.
«¡Ay, y el Amor no es amado!»

Fuiste voz, ansia, cuidado
de hacer entender a todos
los hombres, de todos modos,
que sólo existe un pecado:
«¡Ay, que el Amor no es amado!»

Hoy, ya bienaventurado,
en la familia del cielo,
danos repetir tu anhelo
de ver a Dios siempre amado.
«¡Ah, que el Amor sea amado!» Amén.

SANTAS MUJERES FRANCISCANAS

Dichosa tú, que te llamas
hermana de Jesucristo,
y que nutres con su sangre
tu amor al Padre divino,
y amas con él como a hermanos
a todos los redimidos.

Dichosa tú, que te llamas
esposa de Jesucristo,
desposada por el Padre
en el amor del Espíritu,
que compartes sus afanes
y sus bienes infinitos.

Dichosa tú, que te llamas,
sí, madre de Jesucristo,
pues en la fe lo concibes
y lo das a luz en hijos
de tu amor a los demás
y tu amor contemplativo.

Dichosa hermana y esposa
y madre de Jesucristo,
pues te llamas lo que eres,
como él mismo lo ha dicho,
y con él reinas y gozas
por los siglos de los siglos. Amén.

Anuncios

Acerca de OFS Avilés

Fraternidad de la Orden Franciscana Seglar de San Antonio de Avilés (Spain)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s