23 de agosto, beato Bernardo de Offida, religioso, I Orden

beato Bernardo de Offida

23 de agosto
BEATO BERNARDO DE OFFIDA,
RELIGIOSO, I ORDEN
Memoria libre para OFMCap

Bernardo nació en Offida (Ascoli Piceno), Italia, de humilde familia campesina, en 1604. A los ventidós años vistió el hábito de los Hermanos Menores Capuchinos como hermano no clérigo. Llevó una vida de oración y penitencia. Con frecuencia era consultado por maestros y personalidades importantes sobre los más difíciles problemas. Murió el 22 de agosto de 1694. Fue beatificado por Pío VI en 1795. Su cuerpo se venera en la iglesia de los Hermanos Capuchinos de Offida.
Del Común de santos varones: para los religiosos.
Himnos castellanos en el Apéndice I.

 Oficio de lectura

SEGUNDA LECTURA
De las Actas de la Sagrada Congregación de Ritos
(Ausculana, Beatificationis Summ. Et Inform., Romae 1781)

Estuve enfermo y me visitasteis

Teniendo que declarar sobre la grandísima caridad que el Siervo de Dios tuvo para con los religiosos enfermos digo, que, aunque viejo y muy anciano, paralítico y necesitado de ayuda, no cesaba de trabajar por sus hermanos religiosos. Lo maravilloso era que, temblando él de la cabeza a los pies y caminando con ayuda de muletas, cuando tenía que llevar a los enfermos la comida, o a otras cosas, no tenía necesidad de ayuda ninguna, sintiéndose sostenido por la fuerza de la caridad, y los platos, tazones y tazas, que llevaba en una mesilla repleta para el servicio de los enfermos, no se derramaban nada.

El buen siervo de Dios, para ayudar a los pobres enfermos a tomar algún alimento, mandado por los médicos, y quitarles todo tipo de náusea, que ordinariamente producen las enfermedades, llenaba de flores la mesita sobre la que los enfermos tenían que comer, y durante el invierno cuando faltaban las flores, ponía en su lugar espiguillas y hierbas aromáticas; mientras comían, procuraba entretenerlos con algún alegre discurso, espiritual o de cualquier otro tema, que él veía más adecuado a su propio estado. Si veía que no podían comer, estando sentados en la cama, él procuraba darles de comer y si tenían necesidad de levantarse por alguna necesidad, él los ayudaba con gran amor y caridad, dándole fuerza suficiente, aunque estuviese viejo y decrépito, la caridad divina.

Si la enfermedad del hermano era mortal y requería más asistencia de la normal, entonces rogaba al padre Guardián que mandase a otro religioso a hacer su trabajo y le diese a él permiso para no retirarse de la celda del enfermo.

Cuando había obtenido el permiso del superior, se quedaba en la celda del enfermo y de ella no se movía ni un momento. Estando, sin embargo, recluido en la celda destinada para enfermería de los religiosos, además del mérito de la caridad que adquiría ocupándose en atender a los demás, no perdía su actitud de recogimiento y de oración, ya que obtuvo de los superiores poder abrir un ventanuco en correspondencia con la iglesia, de la medida de un ladrillo; de ello obtuvo dos ventajas: una, que el enfermo desde su cama podía escuchar la santa misa, abriendo el ventanillo, y el otro, que así podía no sólo oír las misas que se celebraban en la iglesia, sino estar en oración sin perder de vista el Santísimo Sacramento durante el tiempo en el que no se ocupaba del enfermo, y no perder de vista al mismo enfermo.

RESPONSORIO                                                                                                                    1Jn 4, 16.7
R. Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene. * Quien permanece en el amor, permanece en Dios y Dios en él.
V. Amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. * Quien permanece en el amor.

La oración como en Laudes.

 Laudes

Benedictus, ant. En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os amáis unos a otros.

Oración

Dios misericordioso, que has compendiado tus mandamientos en el amor a ti y a los hermanos, haz que, a imitación del beato Bernardo, dediquemos nuestra vida al servicio del prójimo, para recibir tus bendiciones en el reino de los cielos. Por nuestro Señor Jesucristo.

Vísperas

Magníficat, ant. Lo que hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis. Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo.

APÉNDICE I:
Himnos en castellano
OFICIO ORDINARIO

Laudes

Como se abrió la mañana
en esplendores del día,
hoy crece en mí la alegría
para alabar al Señor.

Loado, Señor, tú seas
por el sol y por la vida.
Loado, tú, sin medida;
es mi tributo de amor.

Loado, Señor, tú seas
en el agua y en las rosas,
¡Dios mío y todas mis cosas!
Loado siempre, Señor.

Y con Francisco te alabo
hoy con toda criatura.
Que todas de tu hermosura
son pregoneras y honor.

Al Dios que es Trino y es Uno
den alabanza infinita,
que en todo ser está escrita
la grandeza de su amor. Amén.

Vísperas

La perfecta alegría
sólo está en el amor,
en un amor capaz de dar la vida.

No la dan las riquezas,
si no es una, Señor:
la de tu amor como única moneda.

No la dan los placeres,
y sí la da el sabor
de recibir de ti mieles y hieles.

Ni la da, no, el orgullo,
sino el ser servidor
de todos y por ti, por darte gusto.

La da la paradoja
de abrazarse al dolor
como tú a tu cruz de sangre y mofa.

La perfecta alegría
se logra en el amor,
en ese amor capaz de dar la vida.

Perfecta como tú, genuina joya,
dánosla ya, Señor,
como una gracia que será tu gloria. Amén.

COMÚN DE SANTOS FRANCISCANOS

Laudes

Hermanos, venid gozosos
a celebrar la memoria
de quien hizo de su historia
un holocausto de amor.

Y del Seráfico Padre
siguió el ejemplo sincero
de consagrar por entero
su corazón al Señor.

Hoy celebramos su fiesta
sus hermanos, los menores;
y cantando sus loores
pedimos su intercesión.

Que Francisco nos enseña
la oración de la alabanza
al Señor, que es esperanza,
y en sus santos, protección.

Gloria a Dios que es Uno y Trino,
cantad su bondad constante,
que no cesa ni un instante
de ser nuestro bienhechor. Amén.

Vísperas

Cuando la tarde declina
hacia el ocaso que llega,
mi alma, Señor, te entrega
su tributo de oración.

Y al celebrar a los santos
que te ofrecieron su vida,
con ellos canta rendida
las finezas de tu amor.

Francisco quiso que fueran
sus hijos agradecidos,
y en alabarte reunidos
en un solo corazón.

Hoy la plegaria que entona
nuestro pecho jubiloso
es el tributo gozoso
de gratitud a tu amor.

Gloria los santos celebren
al Trino y Único Dios.
Gloria nosotros cantemos
uniendo a ellos la voz. Amén.

SANTOS VARONES FRANCISCANOS

«¡El Amor no es amado!»  (San Francisco)

Fuiste grito enamorado
de la inefable hermosura
de una increíble locura:
Dios en hombre anonadado.
«¡Ay, y el Amor no es amado!»

Fuiste del dolor flechado
al mirar la horrible muerte
y el cuerpo sangrado, inerte,
de tu Dios crucificado.
«¡Ay, y el Amor no es amado!»

Fuiste tú el anonadado
al alimentar tu vida
con el pan y la bebida
de Jesús sacramentado.
«¡Ay, y el Amor no es amado!»

Fuiste voz, ansia, cuidado
de hacer entender a todos
los hombres, de todos modos,
que sólo existe un pecado:
«¡Ay, que el Amor no es amado!»

Hoy, ya bienaventurado,
en la familia del cielo,
danos repetir tu anhelo
de ver a Dios siempre amado.
«¡Ah, que el Amor sea amado!» Amén.

SANTAS MUJERES FRANCISCANAS

Dichosa tú, que te llamas
hermana de Jesucristo,
y que nutres con su sangre
tu amor al Padre divino,
y amas con él como a hermanos
a todos los redimidos.

Dichosa tú, que te llamas
esposa de Jesucristo,
desposada por el Padre
en el amor del Espíritu,
que compartes sus afanes
y sus bienes infinitos.

Dichosa tú, que te llamas,
sí, madre de Jesucristo,
pues en la fe lo concibes
y lo das a luz en hijos
de tu amor a los demás
y tu amor contemplativo.

Dichosa hermana y esposa
y madre de Jesucristo,
pues te llamas lo que eres,
como él mismo lo ha dicho,
y con él reinas y gozas
por los siglos de los siglos. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s