11 de septiembre, beato Buenventura de Barcelona, religioso, I Orden

IMG_1722

LITURGIA DE LAS HORAS PROPIO DE LA FAMILIA FRANCISCANA

11 de septiembre
BEATO BUENAVENTURA DE BARCELONA,
RELIGIOSO, I ORDEN
Memoria libre para OFM

Buenaventura Gran nació en Riudoms (Tarragona), en 1620, de familia humilde pero muy religiosa. Sus padres no pudieron costearle los estudios y por ello se dedicó a las tareas del campo y de pastor. Contrajo matrimonio por voluntad de su padre, pero enviudó al año y medio. Sintiéndose libre, enseguida ingresó en los Hermanos Menores en Barcelona. Durante 17 años vivió en Cataluña ejerciendo los oficios más humildes, con verdadera entrega y alegría. En 1658 fue a Italia, morando en varios conventos del Lazio, donde vivió su verdadera misión y carisma: la fundación de conventos de retiro en la Provincia romana, para lo que consiguió las correspondientes autorizaciones del papa Alejandro VII. Y así fueron creándose los conventos de retiro de Ponticelli, Montorio Romano y San Buenaventura en el Palatino, entre otros. Se distinguió también por su extraordinaria caridad para con los pobres, su exquisita humildad y su rigurosa pobreza. Fue enriquecido por Dios con carismas especiales y con el don de los milagros, y honrado con la amistad personal de varios pontífices. Murió en Roma el 11 de septiembre de 1684, a los 64 años de edad. Fue beatificado por san Pío X en 1906.
Del Común de santos varones: para los religiosos.
Himnos castellanos en el Apéndice I.

Oficio de lectura

SEGUNDA LECTURA
De la Carta del beato Buenaventura de Barcelona, religioso, al papa Alejandro VIII, pidiendo autorización para la fundación de Casas de retiro
(E. Crivelli, Vita del Ven. Servo di Dio Fr. Bonaventura da Barcellona, Quaracchi-Firenze 1901, pp. 100-101)

El amor a la soledad y al silencio

En nombre de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, [le] escribo en este monte de Fontecolombo donde el Señor reveló la Regla a mi padre san Francisco.

Primeramente suplico a Su Santidad se digne concederme facultad para poder vivir en compañía de todos los que quieran guardar con sinceridad y pureza de alma la Regla de mi padre san Francisco, sin dispensa ni glosa, conforme quiere Jesucristo nuestro Redentor, que todo lo puede. Y para que en ningún tiempo la maldita avaricia y diabólica ambición pueda contra esta santa profesión, suplico a Su Santidad, con humilde corazón, que mande que la elección de los que regirán en nombre del Señor, se haga [echando] a suertes, como se hizo en el apostolado de Jesucristo, nuestro Señor. Y que ninguno, por ninguna vía pueda recibir dinero por sí, ni por otro; y que los conventos y oratorios en que moran no hagan provisión de ninguna cosa, sino de aquellas que en cada momento serán necesarias, sin pensar si habrá carestía o no, sometiéndose siempre a la divina providencia, que siempre provee.

Y también suplico a Su Santidad mande que ninguno sea recibido en esta fraternidad si no tiene veinte años de edad, si primero no ha sido bien examinado de su estado y profesión, y si antes no da a los pobres cuanto tuviere; y que todos prediquen la penitencia, más con la práctica de la vida que con la voz de su palabra, pues es más eficaz el buen obrar que el saber bien hablar, y , por consiguiente, con la pureza de vida ayuden a encaminarse a las almas redimidas con la preciosa sangre del piadoso Pastor y Redentor Jesucristo, nuestro Señor.

Y ninguno tenga la osadía de decir que es más perfecto que los demás religiosos, so pena de ser castigado como soberbio e indigno del nombre de religioso. Antes al contrario, todos se tengan por siervos inútiles conforme a la enseñanza de Jesucristo, nuestro sapientísimo Maestro.

Fr. Buenaventura, pequeñuelo y el menor de los hijos de Vuestra Santidad, engendrado en las entrañas de caridad de Cristo.

RESPONSORIO
R. Cual peregrinos y extranjeros en este mundo, * Sirvan al Señor en pobreza y humildad.
V. Y no apaguen el espíritu de la oración y devoción. * Sirvan al Señor en pobreza y humildad.

La oración como en Laudes.

Laudes

Benedictus, ant. Se retiraba al desierto y oraba a Dios su Padre.

Oración

Oh Dios, que nos llamas a la santidad y otorgaste al beato Buenaventura de Barcelona la gracia de perseverar en la imitación de Cristo pobre y humilde, concédenos, por su intercesión, que, viviendo fielmente nuestra vocación cristiana, alcancemos la perfección que nos propusiste en la persona de tu Hijo. Que vive y reina contigo.

Vísperas

Magníficat, ant. Fue solo a un lugar despoblado y se entregó a la oración.

APÉNDICE I:
Himnos en castellano
OFICIO ORDINARIO

Laudes

Como se abrió la mañana
en esplendores del día,
hoy crece en mí la alegría
para alabar al Señor.

Loado, Señor, tú seas
por el sol y por la vida.
Loado, tú, sin medida;
es mi tributo de amor.

Loado, Señor, tú seas
en el agua y en las rosas,
¡Dios mío y todas mis cosas!
Loado siempre, Señor.

Y con Francisco te alabo
hoy con toda criatura.
Que todas de tu hermosura
son pregoneras y honor.

Al Dios que es Trino y es Uno
den alabanza infinita,
que en todo ser está escrita
la grandeza de su amor. Amén.

Vísperas

La perfecta alegría
sólo está en el amor,
en un amor capaz de dar la vida.

No la dan las riquezas,
si no es una, Señor:
la de tu amor como única moneda.

No la dan los placeres,
y sí la da el sabor
de recibir de ti mieles y hieles.

Ni la da, no, el orgullo,
sino el ser servidor
de todos y por ti, por darte gusto.

La da la paradoja
de abrazarse al dolor
como tú a tu cruz de sangre y mofa.

La perfecta alegría
se logra en el amor,
en ese amor capaz de dar la vida.

Perfecta como tú, genuina joya,
dánosla ya, Señor,
como una gracia que será tu gloria. Amén.

COMÚN DE SANTOS FRANCISCANOS

Laudes

Hermanos, venid gozosos
a celebrar la memoria
de quien hizo de su historia
un holocausto de amor.

Y del Seráfico Padre
siguió el ejemplo sincero
de consagrar por entero
su corazón al Señor.

Hoy celebramos su fiesta
sus hermanos, los menores;
y cantando sus loores
pedimos su intercesión.

Que Francisco nos enseña
la oración de la alabanza
al Señor, que es esperanza,
y en sus santos, protección.

Gloria a Dios que es Uno y Trino,
cantad su bondad constante,
que no cesa ni un instante
de ser nuestro bienhechor. Amén.

Vísperas

Cuando la tarde declina
hacia el ocaso que llega,
mi alma, Señor, te entrega
su tributo de oración.

Y al celebrar a los santos
que te ofrecieron su vida,
con ellos canta rendida
las finezas de tu amor.

Francisco quiso que fueran
sus hijos agradecidos,
y en alabarte reunidos
en un solo corazón.

Hoy la plegaria que entona
nuestro pecho jubiloso
es el tributo gozoso
de gratitud a tu amor.

Gloria los santos celebren
al Trino y Único Dios.
Gloria nosotros cantemos
uniendo a ellos la voz. Amén.

SANTOS VARONES FRANCISCANOS

«¡El Amor no es amado!»  (San Francisco)

Fuiste grito enamorado
de la inefable hermosura
de una increíble locura:
Dios en hombre anonadado.
«¡Ay, y el Amor no es amado!»

Fuiste del dolor flechado
al mirar la horrible muerte
y el cuerpo sangrado, inerte,
de tu Dios crucificado.
«¡Ay, y el Amor no es amado!»

Fuiste tú el anonadado
al alimentar tu vida
con el pan y la bebida
de Jesús sacramentado.
«¡Ay, y el Amor no es amado!»

Fuiste voz, ansia, cuidado
de hacer entender a todos
los hombres, de todos modos,
que sólo existe un pecado:
«¡Ay, que el Amor no es amado!»

Hoy, ya bienaventurado,
en la familia del cielo,
danos repetir tu anhelo
de ver a Dios siempre amado.
«¡Ah, que el Amor sea amado!» Amén.

SANTAS MUJERES FRANCISCANAS

Dichosa tú, que te llamas
hermana de Jesucristo,
y que nutres con su sangre
tu amor al Padre divino,
y amas con él como a hermanos
a todos los redimidos.

Dichosa tú, que te llamas
esposa de Jesucristo,
desposada por el Padre
en el amor del Espíritu,
que compartes sus afanes
y sus bienes infinitos.

Dichosa tú, que te llamas,
sí, madre de Jesucristo,
pues en la fe lo concibes
y lo das a luz en hijos
de tu amor a los demás
y tu amor contemplativo.

Dichosa hermana y esposa
y madre de Jesucristo,
pues te llamas lo que eres,
como él mismo lo ha dicho,
y con él reinas y gozas
por los siglos de los siglos. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s