Marcos del Torniello: «¡Tengo sede!»

 

santo-cristo-tris

 

Espirando na Cruz, tá nel Calvario,
Cristo Nuestro Señor: sospira y quéxase
de lo muncho que-i duelen los azotes,
de lo muncho que-i duelen
les llagues de los pies, les de les manos,
la que’el costau i-fiende,
les que-i fexo na hermosa cabecina
la corona d’espines como fleches,
los güesiquinos, ¡ay! que desmanganon,
pol recio estirazón de los cordeles,
les burles, los sarcasmos, los lladríos
d’enfurecida plebe,
y más que todo xunto, los dolores
de la Madre que llora frente a frente,
de rodiyes en tierra y abrazada
col Arbol de la Cruz, nun mar de penes
sumidina la proble, viendo al Fiyu
que ye Rey de los reyes,
morrer en un patíbulo enfamante,
lo mesmo que si juese
un malvau, un lladrón, un asesinu,
lo pior que nesta vida se compriende.

Y espira el Home-Dios rogando al Padre
que perdone a los necios que lo ofienden,
por non saber que pequen no que facen,
 y exclama nun suspiro: ¡Tengo sede!

¡Tengo sede!.. Entovía nestos tiempos
lo diz el Salvador abondes veces,
y munchos que se tienen por cristianos,
y de selo se precien,
¿queréis saber qué i-dan a Jesucristo
pa matai esa sede?
Non i-dan la vinagre como entóncenes
i-dieron los infieles:
dan-i otra cosa pior y más amarga
que los propios xinestros si se cuecen…
¿Non sabéis lo que i-dan? ¡Engratitudes,
maldiciones horribles y blasfemies!

Marcos del Torniello

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s